Microrelato4: Rhythm and Blues

28 Nov

Pese a que no había ningún día en que Eva no olvidara la enfermedad que tenía, ella la llevaba increíblemente bien  Había aprendido a apreciar los pequeños placeres de la vida. Para ella, un bocado de cualquier comida era todo un manjar, descubrir un nuevo libro, una buena película, era para  ella todo un acontecimiento en su vida y sabía sacar todo el jugo a estos pequeños disfrutes a los que a menudo no damos la importancia que se merecen.

Aparte de la lectura, le apasionaba la música, era una auténtica melómana, devoraba toda la que caía en sus manos, lo mismo escuchaba a un melancólico Litz,que a los viejos rockeros ACDC, pasando por las notas sórdidas y la voz áspera de Leonard Cohen. Pensaba que la música era la mejor terapia que había encontrado para sus enfermedad, más allá de los mil y un potingues y pastillas que le recetaban los médicos, la música conseguía transportarla desde el mismo Londres coheniano al romanticismo de la vieja Hungría de Litz sin dejar de encontrarse sentada en el sofá chester de color beige del salón de su casa.

Era domingo, Andrés estaba limpiando su casa, los domingos tenía el suficiente tiempo, como para dedicarle un par de horas a las labores domésticas. Serían sobre las once de la mañana y en el piso de Andrés entraban unos rayos de sol como filones de fuego que vaticinaban una mañana radiante y espléndida, que invitaba a salir a la calle a todo el mundo.

Esa mañana había decidido limpiar a fondo la cocina,hacía algún tiempo que no la había limpiado,y  esto, Andrés, considerado -sólo por él mismo-  como un maestro en eso de los fogones no se lo podía permitir.

Estando limpiando el horno, escuchó lo que parecían unos ritmos melódicos, debería ser Rhythm and Blues de los años 60, quizá Georgie Fame o Alexis Korner, aunque no lograba atisbar quién era el responsable de dicha belleza musical.         Aquellos ritmos pegadizos venían del quinto piso, a menudo se escuchaba música emanar de aquel piso, y ahora sabía que, seguramente era de casa de su vecina, aquella extraña mujer que conoció la semana pasada.

Andrés a ritmo de Rhythm and Blues decidió subir a preguntar por dicha obra de arte que llegaba a sus oídos, y tener una charla agradable con aquella vecina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La red de blogs de www.sportlife.es

Una mirada integral de la Salud

AFA Parla

Una mirada integral de la Salud

Blog Cuidadores Alzheimer 2.0

Una mirada integral de la Salud

Fundación Josep Carreras contra la leucemia

Una mirada integral de la Salud

El sonido de la hierba al crecer

Una mirada integral de la Salud

Blog Psiquiatria

Una mirada integral de la Salud

El cuaderno de óscar hdez mañas

Una mirada integral de la Salud

Comentarios en: Blog

Una mirada integral de la Salud

El blog de Asindown

Una mirada integral de la Salud

Hábitos de Vida Saludables

Una mirada integral de la Salud

Psicología Salud Deporte

Una mirada integral de la Salud

PSICOLOGÍA SOCIAL Y VIDA COTIDIANA

Una mirada integral de la Salud

De niños y salud

Una mirada integral de la Salud

RETALLANT EN SALUD

Blog de denúncia de la politica sanitaria a l'Estat Espanyol i al País Valencià

A %d blogueros les gusta esto: